martes, 17 de febrero de 2009

Borges, Monterroso y Quiroga exponen sus credos literarios

Recopilación y notas: JCL

Tres maestros aconsejan

Borges, Monterroso y Quiroga

exponen sus credos literarios

S

obre las leyes de la estética literaria se cierne una vieja maldición, una suerte de sincronicidad fatal: apenas se promulgan –fresca aún la tinta de los preceptos– llega un genio que las viola brillantemente, y hay que volver a empezar. Con frecuencia varias generaciones de escritores invierten siglos en la redacción de una estética sensata, golpe a golpe esculpen las tablas del decálogo y cuando las tienen a punto ¡zaz! las quiebran con una puntería magistral, con un contraejemplo demoledor. Pero como los escritores son criaturas pacientes, no se desaniman. Tercos, como Penélope, tejen y destejen sus teorías. A continuación el lector encontrará, a manera de ejemplo, ejercicios preceptivos de tres maestros: Horacio Quiroga, Jorge Luis Borges y Augusto Monterroso. En todos asecha una constante pendular: el afán por cifrar las leyes infalibles de la composición literaria, y la sospecha (delatada por la ironía de algunos preceptos) de la inutilidad de la empresa.







No hay comentarios:

Publicar un comentario